El éxito mundial de Fatmagül, en cinco claves

La telenovela turca más famosa actualmente, ha arrasado en países de Latinoamérica y Europa, siendo estrenada en más de 140 países y alcanzando cotas de 400 millones de espectadores

Fatmagül sigue siendo una de las telenovelas más exitosas del mundo. Debido a la gran expansión que están teniendo las telenovelas de oriente en el mercado hispano, la telenovela turca, basada en una joven huérfana que vive en un humilde pueblo y sueña con una mejor vida junto a su gran amor Mustafá, sigue registrando estrenos en nuevos países cada año. En este artículo, analizamos cuáles son para nosotros, las claves del éxito de la telenovela protagonizada por Beren Saat y Engin Akyürek.

1- Por atender problemáticas sociales actuales

Si por algo se caracteriza Fatmagül es por tratar una de las problemáticas actuales en el mundo como es la violencia de género. En la telenovela (y atención, viene spoiler) la protagonista es víctima de un acoso y posterior violación. En la trama, se trata el tema desde la perspectiva más real posible, debido a que trata con la crudeza de la realidad, el encubrimiento de dicho acto y el dolor sufrido por la víctima en este caso.

La línea de guión que sigue el personaje de Fatmagül es extraordinaria por su semejanza con la realidad, la cual, por desgracia, viven muchas mujeres. Fatmagül es, sin duda, una denuncia social contra una problemática a erradicar a nivel mundial cuanto antes. Además, el hecho de que «obligan» a los personajes de Kerim y Fatmagül a contraer matrimonio para encubrir la violación, muestra otra de las caras de los matrimonios concertados, típicos de algunas religiones de oriente.

2- El amor y la venganza, principales pilares de la historia

El amor tan especial, a la vez que crudo, de Kerim a Fatmagul, es uno de los grandes atractivos de la historia. El hecho de casarte obligado para encubrir una violación y que finalmente termines enamorado de verdad de la otra persona, hace de este amor, algo bastante idílico a la vez que doloroso (por la desconfianza de Fatmagul y las posteriores represalias al entregarla a la policía).

Y es aquí donde entra el segundo factor, la venganza. El hecho del desprecio de Mustafá a Fatmagül tras enterarse de la noticia, desarrolla una versión atípica de la venganza, ya que no solamente va a hacer imposible la vida a la que fuera su mujer, sino que rompe con los cánones tradicionales de este tipo de telenovelas, donde el marido buscaría venganza contra el presunto agresor.

3- La naturalidad de su interpretación

Separándonos del guión, los aspectos visuales son otro aliciente de la famosa telenovela turca. Fatmagül deja atrás los atuendos y maquillaje recargado (como el caso de las telenovelas latinas) para dar paso a unos personajes más naturales y realistas posible con los atuendos del día a día de cualquier persona.

4- La ambientación más realista posible

Fatmagül aprovecha muy bien el paisaje natural que tienen a su alrededor, ya sea para las escenas fuera de las casas como dentro de las mismas, donde se aprecia una gran diferencia con las telenovelas latinas, donde sus interiores son más ficticios que los de Fatmagül, en el cual muestran, por ejemplo, mansiones o interiores sin retocar en exceso el plano.

5- La química entre los personajes

La gran actuación de la dupla Beren Saat y Engin Akyürek hacen de Fatmagül una serie bastante atractiva. El papel que desarrollan ambos combinado con la gran actuación de los personajes antagónicos y resto de actores de reparto (Fırat Çelik, Engin Öztürk. Buğra Gülsoy o Seda Güven) forman un perfecto y coordinado elenco de personajes que le dan vida a sus propios papeles más allá de lo que requiere estrictamente el guión.

2 comentarios en «El éxito mundial de Fatmagül, en cinco claves»

Deja un comentario